4 peligros de las cenas de empresa que tienes que tener en cuenta

Parece que aún queda mucho tiempo, que no es esencial que nos empecemos a plantear serias cosas, pero si hay algo en lo que se debe pensar si se está trabajando es, ¡en las temidas cenas de empresa!

La cosa está empezando a ponerse seria ya que cada vez se acerca más y más la fecha para esas cenas de empresa a las que muchos ponen nervioso. Sobre todo a los novatos. Nosotros las organizamos y sabemos lo que puede implicar todo esto. Si eres un trabajador y, además llevas poco tiempo en la empresa, es normal que esté asustado –acojonado más bien-.

Para los menos experimentados en este campo, traemos la solución. Os presentamos los cuatro peligros de las cenas de empresa que siempre se tienen que tener en cuenta, aunque ya estéis curtidos en mil batallas.

cenas de empresa

No te emborraches

Parece de cajón pero, ¿quién no ha oído a un amigo contar la batallita de acabar con la corbata en la cabeza y bailando en una mesa en mitad de la cena de empresa? Las cenas de empresa son un peligro por la simple razón de la barra libre. Evita acabar haciendo el cabra y sé responsable. Aunque siempre hay un borracho en toda empresa… ¡¡que no seas tú!!

Evita hablar con tu jefe

En las empresas pequeñas, este tipo de acciones es bastante cotidiano y no hay problema, sin embargo, en las grandes compañías esto suele pasar más bien poco. En las cenas de empresa –y más en las condiciones en las que vamos- es mejor evitar hablar con el jefazo a no ser que se tenga cierta confianza y soltura en el tema.

No se liga con compañeros

Se dice –y con mucha razón- que donde tengas la olla, no metas la p***a. Lo mejor es que, en las cenas de empresa, donde el alcohol, las risas y el contacto directo entre compañeros está servido, ¡evitéis las tentaciones! El ligoteo con compañeros está bien en su justa medida, pero si se va de las manos, ¡puede ser un completo desastre!

No te lleves a tu pareja

Está claro que en las cenas de empresa hay que evitar a las parejas. Tu empresa no tiene por qué mezclarse con tu vida personal, no si tú no lo deseas. Después de eso, la vida personal y la laboral pueden llegar a confundirse.

14 Octubre, 2015 / Cenas de empresa / Tags:

Share the Post

About the Author

Comments

No comment yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

cuatro × 1 =